Deporte en Vivo

La jineta en la Roja de Marco Oneto

Compromiso e identidad, un líder indiscutido en la cancha. Siempre dejó la vida por los colores de la bandera nacional y de los clubes a los que representó en la 40×20. Un hombre que dedica su vida al deporte que ama, portando con orgullo la jineta de capitán, convirtiéndose en una figura emblemática y un referente para quienes empiezan a hacer sus primeras armas en el balonmano nacional.

Se trata del ex capitán de la selección chilena, Marco Oneto, quien tuvo pasos por grandes clubes del mundo como el Vezsprém KC de Hunfría, el SC Magdeburg de Alemania, el Orlen Wisla Plock de Polonia, el Sporting CP de Portugal y su último club, el ASD Albatro Siracusa de Italia, entre otros clubes españoles, donde destaca el FC Barcelona, equipo en el que obtuvo la EHF Champions League el 2011, hito que Oneto asegura ser el más importante de su carrera.

En cuanto a la selección chilena, el pivot consiguió dos medallas de bronce en Juegos Panamericanos, dos en Juegos Sudamericanos, dos en Campeonatos Panamericanos, una en Campeonato Sudamericano, y la última y más reciente medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Lima 2019. “El formar parte de los equipos ideales y haber sido el MVP panamericano en 2014, son mis mayores logros con la camiseta de la selección”, expresó Oneto.

Gran cantidad de títulos, logros y reconocimientos con clubes y la selección, pero ¿Quedó algo pendiente en la carrera de Marco Oneto?

Haber ganado un título frente a mis hijos. Ellos llegaron al mundo más tarde, entonces no pude ganar campeonatos, medallas ni reconocimientos frente a mi gente. Todo lo que gané fue siempre en solitario”.

Históricamente y aún en la actualidad, un jugador de balonmano no tiene la misma tribuna que un futbolista o un tenista. El desarrollo de la actividad en el país es un tema complejo, en donde no solo la falta de apoyo es un problema, sino que la inexistencia de una liga competitiva es un hecho que frena el crecimiento de la disciplina. Ante esto, el ex capitán nacional expresó que “perjudica bastante el no tener una liga propia como corresponde. Al no tener una liga frecuente y competitiva, se complica todo, porque no hay actividad constante que permita el desarrollo de equipos y jugadores”.

Junto con esto, el recambio generacional en la selección chilena es un tema que Oneto no ve con buenos ojos. “Es una situación muy compleja. No veo un buen recambio, no en la calidad de jugadores, sino que en la cantidad. Son muy pocos los que están con posibilidades. También la personalidad de los chicos no la veo tan entregada como era antes y eso nos complica, no lo veo tan fácil. Creo que habrá un bajón en el nivel deportivo, que es normal en todo cambio generacional, pero veo muy complejo lograr una selección como la actual”, manifestó.

Una selección aguerrida que, por medio de trabajo y constancia, obtuvo buenos desempeños y resultados que cambiaron la mentalidad del chileno en el balonmano. Con Marco Oneto como protagonista, la Roja le permitió a la gente ver a un equipo nacional colgándose medallas sudamericanas y panamericanas en cada campeonato, incluso la oportunidad de verlos en un mundial, poniendo el alma por el escudo y la bandera.

Enviar un comentario o saludo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *