Deporte en Vivo

Jeremías Valenzuela levanta sus metas con la bandera nacional

 

Jeremías Valenzuela cursa tercero medio en el Liceo Alonso de Ercilla y Zúñiga de Cañete y practica halterofilia hace dos años. Llegó a los entrenamientos gracias a una amiga que lo invitó y hoy es seleccionado chileno.

“Ser considerado para la selección nacional es algo muy importante, ya que son los primeros pasos para mi carrera deportiva, lo que me permitirá ir profesionalizándome más adelante. El primer paso es el más complicado, pero a la vez el más importante. Para mí, el ser llamado a la selección es ese paso”, expresó Valenzuela.

Pese a llevar poco tiempo en la actividad, Jeremías ya empieza a conseguir las metas que se propuso en un inicio, pero el camino no ha sido fácil. Con una preparación completa, el joven deportista comenta que “el entrenamiento implica temas tanto físicos como emocionales. Se necesita mucha cabeza para poder llevar a cabo cada desafío con constancia. Prepararse mentalmente para una competencia es incluso más importante que físicamente, porque puedes llegar con el cuerpo listo, pero si tu mente no lo está, no habrá valido de nada. Son cosas que van de la mano”.

Para Jeremías, la halterofilia es un lindo deporte que entrega muchas herramientas para la actividad y la personalidad de cada competidor. “Más allá de un cuerpo bonito, ayuda a formar el carácter y a encontrarse como persona. Proporciona muchos valores y oportunidades, brindadas por aquellos que siempre creen en uno”, expresó.

Junto con el desempeño personal, el acompañamiento, apoyo y ambiente de equipo son fundamentales para mantener la constancia y el ánimo en los entrenamientos y competiciones. “Con mi grupo mantenemos una relación de respeto y confianza. Todos conocemos parte de nuestras vidas y nos respetamos como personas, unos a otros. El cariño que nos tienen los profesores es muy grande. Ven cosas que nosotros no vemos y eso se los agradezco mucho, porque gracias a ellos estoy donde estoy y voy a lograr las cosas que voy a lograr. Sin ellos, nada de esto sería posible, a la par con mi familia que siempre me apoya en todo”, contó Valenzuela.

Un gran futuro depara al joven deportista, quien espera lograr todo aquello que se propone en cuanto a su desempeño personal. Mantiene un constante trabajo para poder realizar las metas que se propone a diario, reflejando que la palabra imposible no está incluida en su diccionario.

 

Enviar un comentario o saludo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *